//

Resistencia

17.Apr 2014
Portada Documentos del FNRP Documentos oficiales del Partido Libre Programa de Acción Política de Libertad y Refundación

Programa de Acción Política de Libertad y Refundación

Correo electrónico Imprimir PDF

BANDERA LIBRE_-_pequea 

Para descargar del archivo PDF haga click aquí

Refundación de Honduras Programa de Acción Política de Libertad y Refundación (LIBRE)

Introducción

Las condiciones de opresión características de toda la historia hondureña desde la mal llamada independencia, han dado lugar a un interminable sometimiento que sojuzga al pueblo y lo condena al atraso. La dependencia extrema y la actitud servil de la oligarquía local, han dado lugar a crisis permanentes, agravadas por la manipulación de grupos de poder económico que crean un desbalance en la aplicación de la justicia, llegando incluso al rompimiento del Estado de Derecho.

En este contexto la sociedad hondureña vive una crisis social y económica profunda que afecta a las grandes mayorías de la población y particularmente a la clase trabajadora. El empobrecimiento creciente del pueblo y su exclusión de una verdadera democracia que defina políticas públicas efectivas son producto de un sistema diseñado para privilegiar a unos pocos a pesar del sufrimiento de los demás.

Podemos observar que cada vez son más dramáticos los problemas que viven los obreros, campesinos, trabajadores del sector informal, indígenas, empleados públicos, pequeños propietarios, empresarios y otras capas productivas nacionales que ven seriamente reducidas sus expectativas de una vida digna y de un futuro con bienestar material y realización espiritual. Los derechos fundamentales de seguridad humana y jurídica, salud, educación, seguridad social, respeto de los derechos humanos, seguridad ciudadana, acceso al arte y el deporte, se presentan como privilegios o mercancías por las que hay que pagar.

En la base de estos graves problemas sociales se encuentran elementos inherentes al sistema imperante del capitalismo global, que justifica con una ideología centrada en el individualismo y el egoísmo, sociedades que rinden culto a la acumulación de riquezas con poco esfuerzo y a la diferenciación de clases. Este sistema social, su funcionamiento económico y su ideología, convierten en enemigos de sus intereses a las organizaciones populares, a los pobres, a los proyectos de crecimiento comunitario, a nuevas formas de producción con reparto equitativo de los excedentes y a la propia naturaleza y el ambiente, hoy seriamente depredados o destruidos.

La crisis que hoy agobia a Honduras, tuvo su detonante en el Golpe de Estado Militar del 28 de Junio de 2009, contra el gobierno legítimo del Presidente José Manuel Zelaya Rosales, promovido por la clase dominante agrupada en oligarquía que, al amparo del modelo neoliberal, ha ido imponiendo gradualmente una dictadura capitalista de corte mercantil que ha cercenado los derechos de las y los ciudadanos a extremos impensables hace apenas una unos años. El aislamiento internacional, y la corrupción generalizada durante la tiranía impuesta con el golpe de estado, propiciaron un retroceso dramático en todos los campos de la frágil democracia representativa impuesta en los últimos 30 años.

Las exigencias del pueblo por un sistema igualitario, y a la consulta popular en el que pueda ejercer su papel de soberano, han recibido una violenta respuesta de parte de la rancia clase política y de los grupos facticos que se radicalizan con el paso de los días, generando mayor inestabilidad en el país, desvirtuando cualquier opción de alcanzar acuerdos de reconciliación que permitan el tránsito hacia una democracia verdadera. El sistema capitalista, inmerso en una crisis mundial recurrente, es decadente y se vuelve más agresivo a medida que se debilitan las bases dentro sus propias centros Hegemónicos de Europa y EEUU, propiciando inestabilidad para gobiernos democráticos y populares, que impulsan cambios en América latina, sometiendo a naciones pequeñas a brutales bloqueos económicos, militarización y apropiación por la fuerza y el fraude legal de los recursos naturales de los países más débiles.

Las viejas alternativas políticas comprometidas con estas formas de empobrecimiento saqueo y dependencia , ya no representan una posibilidad real de cambio de cara al siglo XXI, cuyos retos son enfrentados por los pueblos del continente latinoamericano mediante el fortalecimiento de estructuras nacionales, soberanas, políticamente dirigidas a la democracia participativa y a la creación de modelos económicos igualitarios, diseñados para alcanzar niveles de bienestar cada vez mayores que permitan el crecimiento integral de la sociedad. Seguir este camino es la aspiración del pueblo que Libertad y Refundación (LIBRE) hace suyos, y por cuya consecución se define como vanguardia liberadora en Honduras.

Los problemas de Honduras se pueden resolver con más democracia

El Programa de Acción Política de Libertad y Refundación (LIBRE) se sustenta en la Declaración de Principios del Partido, se enmarca dentro de la Constitución de la República y las Leyes constituyéndose en una herramienta que recoge e interpreta las aspiraciones del pueblo, y está en constante construcción, pues obedece a una realidad cambiante y a la integración de nuevas fuerzas políticas y sociales.

El elemento fundamental para la marginación económica y social del pueblo trabajador es su exclusión de la toma de decisiones del Estado.

La implantación de una democracia directa y participativa permitiría transformar la función social de las instituciones públicas e impulsar un nuevo modelo de desarrollo social incluyente que beneficie a las mayorías.

El logro de tal Democracia Popular, como la ha llamado Libertad y Refundación, plantea el aumento de la organización de grandes sectores sociales, potenciando su enorme capacidad constructiva y aumentando la movilización de todo el pueblo, junto a aquellos que no están comprometidos con el poder de los intereses reaccionarios para avanzar en la superación de las actuales estructuras y hacia su liberación.

Objetivos

1. Tomar el poder político de la nación por la vía pacífica electoral, para instaurar un régimen democrático, amplio, incluyente, participativo y revolucionario, e instituir un proyecto de refundación del Estado de Honduras y la Transformación de su sociedad, en un modelo hondureño de sociedad libre, igualitaria, soberana y justa.

2. Transformar estructuralmente la sociedad para garantizar el imperio de la soberanía del pueblo como única fuente legitima de sustento para el ejercicio del poder, así como la democracia plena que garantice el bienestar de las mayorías, sin desmedro de los derechos de nadie, al tiempo que se fortalecen los derechos humanos como el estándar mínimo de coexistencia entre los hondureños.

3. Implementar un modelo económico alternativo, que parta de la realidad nacional, y considere las condiciones económicas globales, que permita el desarrollo paulatino y constante de nuestro país, al tiempo que privilegia la distribución equitativa, y promueva al individuo como ser social en su papel de fin supremo de todas las actividades humanas.

4. Instaurar un Estado de Derecho democrático, participativo, sólido y un aparato de gobierno moderno y transparente; así como un sistema de administración de justicia responsable, imparcial, apegado al cumplimiento estricto de las leyes de la Republica, sin ataduras de ninguna índole a intereses económicos particulares o de grupos específicos.

5. Desarrollar una política exterior independiente, soberana, basada en principios de igualdad, respeto, reciprocidad y auto determinación de los pueblos, opuesta a las practicas imperialistas del capitalismo globalizado e inspirada en la gesta unionista del héroe y mártir Francisco Morazán fortaleciendo los lazos de unidad con los pueblos latinoamericanos y del mundo.

6. Liderar al pueblo hondureño en su gesta de liberación, como vanguardia revolucionaria, democrática, y pro socialista, e intérprete de las más caras aspiraciones de las mayorías empobrecidas y explotadas por el modelo económico neoliberal, que multiplica la desigualdad, saquea nuestras riquezas, y nos impone políticas fracasadas como el Consenso de Washington.

Justificación

La actual crisis social y política en Honduras se generó por la respuesta violenta de la oligarquía, como expresión máxima en el Golpe de Estado Militar del 28 de junio de 2009, a la movilización y demanda creciente que desde hace algunos años experimentan amplios sectores sociales y fuerzas democráticas opuestos a la imposición de políticas económicas lesivas a la soberanía y a la existencia del pueblo.

El golpe de Estado en Honduras obedeció a una visión excluyente del mundo que resta valor a los principios elementales que han servido por años para propiciar la preeminencia de los seres humanos. El balance de esta acción irreflexiva y absurda es negativo en extremo, y magnifica las deficiencias del sistema capitalista cuya base fundamental de crecimiento es el enriquecimiento irracional de pequeños grupos, con el consecuente empobrecimiento interminable del resto de la ciudadanía.

La solución a los problemas planteados requiere de un cambio profundo y radical que nos dé un punto de inflexión histórica en el cual habremos de coexistir en una nación democrática, con el poder popular como instrumento concreto de expresión de la soberanía del pueblo, bajo un régimen económico que privilegie las mejores cualidades de los seres humanos, brinde oportunidades iguales a todos y todas, impulse el conocimiento científico y el desarrollo tecnológico, y produzca relaciones fraternas en el proceso del trabajo.

Misión

Libertad y Refundación (LIBRE), apunta a la construcción de una sociedad nueva, caracterizada por relaciones armónicas entre sus miembros, con acceso a todos los medios básicos que proporcionen una vida plena al individuo en todas la instancias de su vida, incluyendo, pero no limitándose a: servicios universales de salud, educación, vivienda digna, justicia, al respeto irrestricto a sus derechos, así como a la cultura, al arte, y a todas las formas disponibles de crecimiento del espíritu humano.

Libertad y Refundación (LIBRE), sentará las bases necesarias para que ninguna fuerza, o grupo de interés en particular, vuelva a tomar la vía de la violencia, para destruir los cimientos sobre los que se basa la sociedad que aspiramos construir. Nunca más deberán producirse golpes de Estado contra la institucionalidad del país, ni prosperaran conspiraciones contra nuestra democracia, o contra las libertades del pueblo.

Libertad y Refundación (LIBRE), trabajan por un país con Libertad, Independencia y Soberanía del pueblo, que elija su propio destino y camine hacia la unión centroamericana y la integración de los pueblos de Latinoamérica.

Visión

Libertad y Refundación entiende que la democracia es la única forma de gobierno capaz de representar los intereses reales de las mayorías, y adhiere plenamente los principios de la misma, en contraposición a cualquier forma de tiranía, dictadura, o regímenes plutocráticos guiados por oligarquías que anteponen sus intereses a los de toda la nación.

El modelo económico que lleve a Honduras por la senda del desarrollo, el progreso y el bienestar, en una concepción hondureña, con amplio respaldo científico, pero sin las recetas tradicionales que violen la soberanía del pueblo o rompa con el bienestar del pueblo alcanzado en cualquier tiempo.

La educación y la salud del país, debe ser gratuita para el pueblo y representar un interés supremo del Estado, el que está en la obligación de brindar a todos sus ciudadanos la educación y la salud de mayor nivel existente, sin discriminación de ningún tipo exigiendo a la educación privada y la salud su cumplimiento. La juventud según edad, es el grupo más importante de la población, sin menoscabo del interés en los demás grupos, por lo que no debe ser extrañada en ningún tiempo de su libre acceso a la educación universal.

La salud es una prerrogativa de todos los hondureños y hondureñas, por lo que su cobertura debe ser universal, y garantizada para todos los habitantes del país. Este es también un sector estratégico en la vida del Estado, por lo que su transformación inmediata es una prioridad de primer nivel la seguridad social debe cubrir a toda la población.

La suma del patrimonio natural de los hondureños, la educación y la salud, constituyen las piedras angulares de la construcción de la nueva Honduras, en virtud de lo que la elaboración de un plan estratégico de largo plazo, que otorgue al pueblo condiciones mínimas de una existencia digna es imperativa. Se asume la colaboración de todos los sectores involucrados, directa o indirectamente en estas áreas estratégicas básicas.

Las transformaciones necesarias

A. En el orden político

La soberanía del pueblo es la única fuente legitima de sustentación para el ejercicio del poder, por lo que Libertad y Refundación considera impostergables las siguientes acciones para llevar adelante las transformaciones políticas que garanticen el cumplimiento de las aspiraciones populares, así como sus principios y estatutos.

1. Asamblea Nacional Constituyente

La constitución de 1982, ha cumplido su cometido histórico, y ha sido dejada atrás por la obstinación de los grupos facticos de manipularla para mantener los múltiples privilegios de que ha gozado por décadas. Por otro lado, el Golpe de Estado de junio de 2009, demostró que dicho instrumento ya no era capaz de regular adecuadamente las relaciones de poder que se dan al interior del Estado.

El acto de fuerza mencionado, condenado como Golpe de Estado militar por toda la comunidad internacional, y denunciado como tal, por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación Nacional, organizada por el gobierno de la república, con la ausencia total de las víctimas, hace necesaria la pronta restauración del Estado de derecho y la institucionalidad democrática en el país, propósito que sólo puede alcanzarse por medio de la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente originaria, que otorgue al país un nuevo marco jurídico, capaz de reflejar los cambios y transformaciones que el pueblo demanda.

2. Realización de la Asamblea del Poder Popular

Libertad y Refundación sistematizara y estructurara la participación de las y los ciudadanos en los asuntos públicos, en la definición de leyes de la República, la elaboración y control del presupuesto del Estado, por lo que implementará los procesos que sean necesarios para permitir el perfeccionamiento constante de las formas en que las personas se relacionan con las instituciones públicas.

La instalación de una Asamblea Nacional Constituyente, tendrá como uno de sus principales objetivos la creación de una Asamblea Nacional del Poder Popular, que reúna las distintas expresiones del pueblo en un espacio de deliberación que complemente a los tres poderes y respete su independencia.

Este poder popular es el instrumento que permite la libre organización del pueblo para conocer, entender y decidir sobre los temas que le atañen. Su funcionamiento no debe violar la independencia de poderes, y tendrá capacidad de veto moral y público en casos de interés nacional.

3. Realización plena de la soberanía popular

Todo el poder del Estado debe residir en el pueblo que le da vida. La soberanía popular implica no sólo la voluntad política para su aplicación, sino la construcción de un Estado esencialmente independiente que pueda desarrollarse en cooperación con otros pueblos y gobiernos hermanos, fundamentalmente del área latinoamericana.

4. Democratización del sistema electoral y de las formas de participación en la política

Las instituciones y las leyes que regulan la participación de las y los ciudadanos en política deben ser reformadas para posibilitar otras formas directas de participación democrática.

La nueva ley deberá permitir la inscripción de alianzas en todo tiempo, que reúnan en su seno a un conglomerado de organizaciones populares de distinto tipo, dando más independencia a las instituciones políticas para que definan su funcionamiento interno.

5. Restablecimiento de la ley de participación ciudadana

Libertad y Refundación (LIBRE), estima que es fundamental para la reconstrucción del orden democrático, la puesta en vigencia de la Ley de Participación Ciudadana, aprobada el primer día por la administración del Presidente José Manuel Zelaya Rosales y derogada por la dictadura impuesta a raíz del Golpe de Estado.

6. Participación directa del pueblo en la selección de los órganos de Justicia

La Asamblea Nacional Constituyente, deberá legislar para involucrar a los ciudadanos en la selección de sus órganos de justicia.

7. Descentralización del Estado

Este Proyecto de refundar reconoce la necesidad de dar más poder y recursos a los órganos locales de gobierno y las comunidades. Las municipalidades y gobernaciones recibirían más recursos para poder desarrollar los proyectos de atención,

La descentralización también incluye el dislocamiento en unidades separadas de cada secretaría de Estado para que responda a intereses de cada región, departamento municipio, mancomunidades y regionalización por cuencas.

8. Cambio de la doctrina de seguridad y defensa del territorio

Los órganos de seguridad del Estado pertenecen al pueblo y son integrados por miembros postergados por las desigualdades en una sociedad injusta. Es su misión garantizar la seguridad del Estado y de la ciudadanía, y en ningún momento deben ser utilizados contra el pueblo que protesta por sus derechos.

Como parte de la estructura estatal, las Fuerzas Armadas de Honduras deben estar bajo el comando único del presidente de la Republica, y deben responder directamente a este por todos sus actos . Sus acciones en tiempo de paz deben estar dirigidas a cumplir misiones específicas que le asigne su comandante.

La policía nacional civil, deberá cumplir tareas de seguridad interna, y también estará sujeta a la comandancia del presidente de la República.

Es una misión particular del Estado velar por la formación de cuerpos de seguridad altamente eficientes, con un sentido amplio de patria y nación, y defensores de los derechos humanos, así como del Estado de Derecho. Las acciones contrarias a la institucionalidad y al Estado de Derecho serán condenadas ipso facto, y no prescribirán en ningún momento. La agresión a la integridad de los ciudadanos de parte de estos cuerpos será delito de lesa patria y castigado con la máxima severidad que permitan nuestras leyes.

B. En el orden social

Las consecuencias directas del Golpe de Estado Militar del 28 de junio del año 2009 se han hechos sentir de forma intensa en los sectores más vulnerables de la población, no solo porque se detuvieron abruptamente los avances logrados durante el gobierno del presidente José Manuel Zelaya a la fecha de la asonada antidemocrática, sino porque el proceso subsiguiente de legislación despojó al pueblo organizado de prácticamente todas sus conquistas. Además, en un intento por profundizar medidas de corte neoliberal, así como el deseo inexplicable de llegar a acuerdos rápidos con el Fondo Monetario Internacional, se han promulgado leyes que lesionan los intereses de las grandes mayorías, obreros maestros campesinos y la integridad de nuestros recursos naturales, y la soberanía misma de la nación.

Como consecuencia de décadas de aplicación de un modelo sostenido por la creación incontrolado de riqueza, sin consideración a las formas de distribución, o las condiciones mínimas de sostenibilidad de los recursos naturales y el ambiente; las posibilidades presentes y futuras de existencia de los habitantes de nuestro país se encuentran seriamente comprometidas, por lo que las acciones enunciadas a continuación son de carácter imperativo, para lograr la sociedad igualitaria, justa, democrática y revolucionaria que construya el socialismo democrático, de la Honduras del siglo XXI.

Libertad y Refundación (LIBRE) se plantea y propone para su ejecución un Programa de Acción Social basado en razón de la libertad, la justicia, la equidad y la solidaridad, como valores supremos; incluyentes e igualitarios en razón del género, etnias, diversidad sexual, actividad productiva, y cualquier otra forma de agrupación que el pueblo adopte en consideración a sus intereses específicos.

C. En materia económica

Libertad y Refundación considera que después de tres décadas de impulso a medidas económicas que favorecen un falso libre comercio, las privatizaciones de los servicios públicos y la reducción del Estado para consolidar el modelo neoliberal, los resultados en la realidad demuestran fehacientemente el agotamiento del mismo, así como la insostenibilidad de generación de riqueza y desigualdad.

Las medidas adoptadas por regímenes antidemocráticos e impopulares, además de estar contrapuestos a la soberanía popular, tienen pocas posibilidades de cambiar la configuración de la forma en que se distribuye la riqueza, menos aún producir bienestar para las mayorías impactadas por el sistema NEO liberal.

Ante esta situación nos imponemos la obligación de revisar cuidadosamente todas las medidas económicas adoptadas desde el Golpe de Estado de junio de 2009, y en los casos en que la realidad lo imponga, derogar aquellas leyes promulgadas que afectan la soberanía del país, así como la del pueblo. Entendemos que cualquier plan de desarrollo integral que nos permita llegar al cumplimiento de nuestras metas y objetivos pasa por el incentivo racional a la inversión, tanto extranjera como nacional que cumpla con al menos tres condiciones básicas: a) Produzca conocimientos a los trabajadores que permitan diversificar la productividad del país; b) Conlleve la transferencia permanente de nuevas tecnologías, incluyendo el saber – como, que incrementen las posibilidades de desarrollar nuestras propias capacidades productivas en los diversos sectores que requieren de investigación científica intensiva; c) Genere ingresos reales, tangibles, de forma transparente al Estado, que termine con la evasión fiscal, y cree una nueva cultura entre el empresariado.

Nos pronunciamos por un Estado cuyo sistema económico tenga como fin supremo la plena realización del ser humano, por medio de un modelo alternativo que se enmarque dentro del régimen económico de la Constitución de la República.

Por lo tanto propugnamos por la instauración de un modelo consecuente con la realidad financiera del Estado, generando opciones para que el crecimiento económico se refleje en el acceso al bienestar de toda la sociedad.

Establecemos la reforma agraria como esencia de la soberanía alimentaria, igual que la soberanía energética y financiera como una meta de estricto cumplimiento, por lo que todas las acciones que se impulsen dentro del nuevo modelo económico deben incluir estos asuntos como materia primaria de su planificación. Se dará preferencia a la inversión, nacional, y entre otras a la gran nacional, local grande, mediana y pequeña, que estén dirigidas a la producción de productos alimenticios básicos, y medicinales siempre que las mismas no afecten ni amenacen genéticamente las especies locales, o la soberanía de los pueblos originarios.

D. En relación a la modernización, eficiencia y transparencia del Estado

1. Combate frontal a la corrupción

La corrupción es un mal histórico que permea todos los ámbitos de la vida nacional, tanto en la administración pública como en la empresa privada. Luchar por la erradicación de este flagelo social es un deber si se quiere disminuir el constante drenaje de recursos destinados a programas sociales.

La corrupción se liga a menudo con otras esferas del delito y el crimen organizado, configurando un entramado de intereses que es necesario combatir decididamente.

El Estado está en la obligación de prevenir, castigar y erradicar la corrupción, mediante el fortalecimiento de los órganos contralores, la efectiva lucha por vía jurídica que persiga y deduzca responsabilidades a quienes cometan este tipo de faltas contra la sociedad.

Aplicaremos puntualmente la Ley de Trasparencia aprobada en el Gobierno del presidente José Manuel Zelaya Rosales.

E. En el orden de los derechos humanos

1. Desmontaje de los aparatos represivos

La reconciliación de la sociedad hondureña podrá lograrse con el desmontaje de los aparatos que cometieron abusos de derechos humanos durante el Golpe de Estado.

Una política de protección de los amenazados, con garantías para su seguridad personas y la de sus familias, el retorno de los exiliados y la anulación de los juicios por motivos políticos que se lleven a cabo contra integrantes de la resistencia, son medidas inmediatas que deberán tomarse al alcanzar el poder.

2. Libertad de expresión y de conciencia

El Proyecto de refundar garantiza su compromiso de respeto y promoción de la libertad de expresión, y buscará la democratización del derecho a la difusión de las ideas, cualesquiera que estas sean.

F. En el orden internacional

Honduras es una República libre, soberana e independiente, principios que deben reflejarse también en su política exterior, la cual deberá ser guiada por valores de solidaridad, igualdad, respeto y reciprocidad. La política exterior favorecerá la no alineación, la autodeterminación de los pueblos, el respeto a los derechos humanos y el fomento de la paz.

Libertad y Refundación, rechaza el intervencionismo en los asuntos internos de Estados hermanos, y declara que Honduras no servirá nunca más como base para agredir a ningún país de la tierra, menos aún a los hermanos del continente latinoamericano y el Caribe. En virtud de esto rechaza la militarización de nuestro territorio y pide a los países involucrados en estas acciones el cese inmediato a este tipo de violaciones a su soberanía territorial.

Las relaciones internacionales están fundamentadas en el cumplimiento de los intereses del pueblo, y la necesidad de este de relacionarse con otros pueblos de manera armónica, solidaria y de colaboración. Se privilegia así la integración centroamericana, así como las relaciones con el resto de países del continente. Además, se impulsa la participación activa de Honduras en organismos de cooperación multilateral de solidaridad.

La república de Honduras se integrara en los foros internacionales a las decisiones colectivas de los países latinoamericanos, siempre que esto no contravenga los intereses propios del pueblo, y en ningún caso favorecerá con sus votos lo intereses de potencias extranjeras o empresas multinacionales en detrimento de la soberanía propia o de los países del continente.

Se declara como una prioridad la oposición a cualquier forma de aislamiento o bloqueo de países hermanos, y se compromete con la causa de los pueblos, contra cualquier forma de colonialismo, imperialismo o intervención política.

G. En el orden ambiental

La mayor riqueza material del país se encuentra en sus recursos naturales, los que han sido severamente dañados a lo largo de los años debido a múltiples factores, políticos técnicos, económicos que incluyen la falta de manejo, la explotación irracional, el incumplimiento de las leyes, la corrupción, la ignorancia, y una serie de innumerables condiciones que han debilitado el perfil ambiental de Honduras. El desarrollo nacional, y la transformación de nuestro modelo económico implican cambios estructurales en la forma en que nos relacionamos con el medio ambiente.

Libertad y Refundación, declara de interés supremo el manejo de los recursos naturales renovables, así como la explotación controlada de los recursos no renovables, y su acción política estará destinada a defender la integridad del ambiente, la renovación de los recursos naturales mediante planes amplios e intensivos de restauración, en los que se deben involucrar tanto las comunidades como las inversiones que tengan relación con el aprovechamiento de los recursos.

Se declara la inviolabilidad de los territorios pertenecientes a los pueblos originarios, y cualquier inversión en las mismas tendrá que ser consensuada con los mismos, los proyectos deberán ser co-inversiones, en empresas mixtas con propiedad de los pueblos, que ejercen en todo momento su soberanía sobre las mismas. Para este fin, el Estado, a través de sus poderes, producirán legislación que regule y proteja los intereses de las partes involucradas.

Se elevan a prioridad del estado el manejo y aprovechamiento de las actividades que producen alimentos y contribuyen al balance proteínico de los individuos. Toda actividad relacionada con la producción industrial de alimentos serán consideradas estratégicos, normadas y reguladas y su manejo debe implicar la implementación de medidas de sostenibilidad de los recursos naturales. El control de especies que estén en peligro de desaparición será declarada de interés nacional. Esto es aplicable a todos los recursos terrestres, subterráneos del subsuelo y acuíferos.

Libertad y Refundación, proclama que el agua es un bien escaso y necesario para la vida, por lo que implementará políticas que fomenten la multiplicación de condiciones que favorezcan su abundancia, su almacenamiento y su provisión racional a todos los individuos. El esfuerzo por perpetuar el acceso al preciado líquido es responsabilidad primordial de todos los miembros de la sociedad, quienes deberán participar protagónicamente en el mismo.

Se proclama la soberanía del pueblo, y del Estado sobre todos los recursos no renovables, como minerales, hidrocarburos, cuya prospección y explotación deberá observar estar en consonancia con los enunciados fundamentales de este programa de acción política, y las acciones que para su cumplimiento se dispongan.

H. En General

Libertad y Refundación, proclama como válidas todas las acciones que estén destinadas a alcanzar el cumplimiento de sus estatutos, su declaración de principios y este plan de acción política, el cual podrá incorporar nuevas estrategias, o modificadas las ya incluidas, en cualquier tiempo y siguiendo las demandas del pueblo Hondureño.

Libertad y Refundación, reclama como suya la defensa de los derechos de las y los hondureños, y aspira a obtener el compromiso de toda la hondureñidad por refundar el Estado y transformar la sociedad hondureña, para establecer una forma de gobierno democrática, incluyente, amplia, participativa, y pro socialista.

Los miembros de Libertad y Refundación (LIBRE), seguirán los postulados de su Programa de Acción Política y Declaración de Principios como el referente principal de su formación política – ideológica.

Share

Ultima actualización ( Domingo 28 de Octubre de 2012 14:52 )  

nodolibre-software-libre-socialismo

sticker-el pueblo_no_se_rinde_5-25x3_1

Haga Click en la Imagen para Acceder a toda la información de la Asamblea 

¡El Pueblo No se Rinde!

1. Convocatoria a la Asamblea

2. Agenda propuesta de la Asamblea

3. Listado de orgnizaciones acreditadas a la Asamblea

4. Conformacioń de delegados departamentales y municipales.

5. Descripción de la forma de acreditación de nuevas organizaciones.

6. Acuerdos vigentes de Asambleas del FNRP.

7. Reglamentos de Asamblesas del FNRP

8. Formularios de inscripción de prensa

9. Lugar de realización de la asamblea.

twitter fnrpfb

Medios de_Comunicacini_FNRP

 000afiche 5 puntos

caratula propuestas

Paz en Colombia

paz

Documentos oficiales del Partido Libre

BANDERA LIBRE_-_pequea